Comentarios de Retazos y puntadas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

El Sacramento de la unción de los enfermos


INTRODUCCIÓN:


La Unción de Enfermos es uno de los siete sacramentos es decir, un signo del amor de Dios que da una gracia especial para vivir la vida ordinaria de manera extraordinaria. La Unción de Enfermos da, a quien la recibe, una gracia sobrenatural para que pueda superar el sufrimiento y enfrentar el dolor con fortaleza, sintiéndose sostenido por el amor de Dios.

Antes del concilio se llamaba "extremaunción" ya que solo se impartía a los enfermos cerca de la muerte. Desde el Concilio Vaticano II, este sacramento es para el fiel que "empieza a estar en peligro de muerte por enfermedad o vejez" -CIC#1514.


Desafortunadamente, el sacramento de la Unción de los Enfermos es el menos comprendido y el más desperdiciado de todos. La gente lo considera la 'extrema unción' y cree que sirve para darle el último empujoncito a un moribundo para que termine de irse al 'otro lado', pero esto es un tremendo error.


La Unción de Enfermos permite que quien la recibe sienta en carne propia lo que sentían los enfermos cuando Jesús se acercaba a ellos para llevarles paz y consuelo. Seguramente, todos hemos visto una famosa imagen, inspirada en los Evangelios, en la que el pintor presenta a una niña enferma y a Jesús junto a ella, mirándola con infinita ternura. Pues cuando a una persona le ponen la Unción de Enfermos se repite esta escena, es Jesús mismo el que viene a su lado a confortarla.


-Tras esta breve explicación vamos a profundizar en el estudio de este sacramento donde se estudiará:


1.-Prefiguración del Sacramento Unción de Enfermos en la Biblia

2.-El Sacramento Instituido por Cristo y practicado por los Apostoles.

3.-En que Consiste y como se lleva a cabo dicho Sacramento.


-Debemos recordar las Palabras del Santo Padre Juan Pablo II sobre este sacramento:


"Cristo con su sufrimiento en la Cruz ha tocado las raíces mismas del mal: las del pecado y las de la muerte. Ha vencido al artífice del mal, que es Satanás, aunque su rebelión permanece contra el Creador. Ante el hermano o la hermana que sufren, Cristo abre y despliega gradualmente los horizontes del Reino de Dios, de un mundo convertido al Creador, de un mundo liberado del pecado, que se está edificando sobre el poder salvífico del amor. Y, de una forma lenta, pero eficaz, Cristo introduce en el mundo, en este Reino del Padre, al hombre que sufre, en cierto modo a través de lo íntimo de su sufrimiento" (Juan Pablo II, Carta Apostólica sobre el sentido cristiano del sufrimiento).

1.-PREFIGURACIÓN DE LA UNCIÓN DE ENFERMOS EN EL AT:


La unción tiene un sentido profundo en la Biblia. Para los hebreos, el óleo penetra en el cuerpo y da vigor, agilidad, belleza. Es símbolo de alegría, signo de bendición y de amistad".


Los salmos mencionan la alegría proveniente de la unción corporal, "perfumas mi cabeza" (Cf. 22,5) costumbre de la hospitalidad oriental.


7 (8) tú amas la justicia y odias la impiedad.Por eso Dios, tu Dios, te ha ungido con óleo de alegría más que a tus compañeros; Salmo 44:8


Pero tú alzas mi frente como la del búfalo, derramas sobre mí aceite nuevo; Salmo 92:11


Bien sabido es que, la unción del aceite era uno de los ritos más destacados en el Antiguo Testamento. El término Mesías o "Mashiáh", de significación ungido, se aplicó al que iba reunir la triple unción de rey, profeta, sacerdote y que vino a ser como el nombre del ungido por antonomasia, del futuro salvador de Israel. (1Sam. 2,10; 9,16; 10,1).


Consta también por los libros del Antiguo Testamento, que los reyes eran ungidos: 1Sal. 9, 16; 10,1. El rey era el ungido de YHWH: 2Sam. 1,14.21. También los profetas eran ungidos. Así Elías ungió a Eliseo como profeta (2Re. 19,16).


Los sacerdotes eran ungidos. Moisés derramó la unción sobre la cabeza de Aarón y fue consagrado con este rito (Ex. 29,7). El óleo de la santa unción estaba sobre él y sobre sus hijos (Lev. 8,30; 8,10; 10,7; 21,10).


1.1.-USAR ACEITE EN LOS ENFERMOS:


Es importante tener en cuenta que el aceite, además de envolver en sí la idea de fuerza y de adorno eufórico, se empleaba también como medicina. Aquellas heridas que no han sido curadas ni aliviadas con aceite eran señales de la ira de Dios hacia el castigado,al menos asi lo entendia en aquel entonces el pueblo de Dios:


6 De la planta del pie a la cabeza no hay en él cosa sana: golpes, magulladuras y heridas frescas, ni cerradas, ni vendadas, ni ablandadas con aceite. Isaias 1:6


-Aquí además de ver como el pueblo nos habla de que no se habia curado y esto lo aplicaban a origen divino, también observamos que en aquel tiempo ya era frecuente usar aceite para curar heridas y a todo aquel que estubiera enfermo y no sano, lo cual es claramente un ejemplo de prefiguración del Sacramento que más adelante Cristo instituirá, si bien aquí se curan las heridas fisicas con aceite, con el proximo Sacramento también se podran curar las heridas espirituales.


Variadas son las recetas o maneras existentes en Israel de aplicar el aceite con el fin de curar enfermos. Se empleaba el aceite para curar diferentes dolencias de la piel, de la cabeza, heridas, etc.

La visita a los enfermos se recomienda en los salmos:


1 (2) ¡Dichoso el que cuida del débil y del pobre!En día de desgracia le libera Yahveh;
2 (3) Yahveh le guarda, vida y dicha en la tierra le depara, y no le abandona a la saña de sus enemigos;
3 (4) le sostiene Yahveh en su lecho de dolor; tú rehaces entera la postración en que se sume.
Salmo 40:1-3


Así también afirma que en la enfermedad se debe juntar la oración(ojo, ambas cosas no solamente orar, ya que algunas sectas creen que sin el médico la persona puede sanarse y eso no es verdad, se necesita medico y oración):

"Hijo mío, no te impacientes con un enfermo, sino que ruega a Dios para que él se cure" (Eclo. 38,9).


También encontramos en el AT como algunas veces al tocar a un hombre santo el enfermo mejoraba hasta llegar a curarse:


20 Eliseo murió y le sepultaron. Las bandas de Moab hacían incursiones todos los años.
21 Estaban unos sepultando un hombre cuando vieron la banda y, arrojando al hombre en el sepulcro de Eliseo, se fueron. Tocó el hombre los huesos de Eliseo, cobró vida y se puso en pie.
2Reyes 13:20-21


-Claramente podemos ver como al tocar los huesos de Eliseo el muerto recobro vida, esto es porque Eliseo era un hombre santo. El Sacerdote, como ministro del pueblo de Dios, también debe ser un hombre Santo por tanto esto prefigura también este Sacramento y sus efectos sobre quien lo recibe.


2.-INSTITUCIÓN DEL SACRAMENTO EN EL NT:


- Practicado por Jesús:

32 Le presentan un sordo que, además, hablaba con dificultad, y le ruegan imponga la mano sobre él.
33 El, apartándole de la gente, a solas, le metió sus dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua.
34 Y, levantando los ojos al cielo, dio un gemido, y le dijo: = "Effatá", que quiere decir: "¡Abrete!"
35 Se abrieron sus oídos y, al instante, se soltó la atadura de su lengua y hablaba correctamente.
36 Jesús les mandó que a nadie se lo contaran. Pero cuanto más se lo prohibía, tanto más ellos lo publicaban.
Marcos 7:32-36


22 Llegan a Betsaida. Le presentan un ciego y le suplican que le toque.
23 Tomando al ciego de la mano, le sacó fuera del pueblo, y habiéndole puesto saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntaba: "¿Ves algo?"
24 El, alzando la vista, dijo: "Veo a los hombres, pues los veo como árboles, pero que andan."
25 Después, le volvió a poner las manos en los ojos y comenzó a ver perfectamente y quedó curado, de suerte que veía de lejos claramente todas las cosas.
Marcos 8:22-25

6 Dicho esto, escupió en tierra, hizo barro con la saliva, y untó con el barro los ojos del ciego
7 y le dijo: "Vete, lávate en la piscina de Siloé" (que quiere decir Enviado). El fue, se lavó y volvió ya viendo.
Juan 9:6-7


- Instituído por Cristo mismo en la Iglesia:

Mar 6, 7.13 "Llamando a sí a los Doce, comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros... y echaban muchos demonios, y, ungiendo con óleo a muchos enfermos, los curaban."

- Conservado en la Iglesia:

Santiago 5, 14 "¿Alguno entre vosotros enferma? Haga llamar a los presbíteros de la Iglesia y oren sobre él, ungiéndole con óleo en el nombre del Señor"


-Imposición de las manos para curar a los enfermos:


5 Y no podía hacer allí ningún milagro, a excepción de unos pocos enfermos a quienes curó imponiéndoles las manos. Marcos 6:5


40 A la puesta del sol, todos cuantos tenían enfermos de diversas dolencias se los llevaban; y, poniendo él las manos sobre cada uno de ellos, los curaba. Lucas 4:40


Esto no solamente le pertenecia a Cristo fue algo que también dejo a su Iglesia:

Precisamente el padre de Publio se hallaba en cama atacado de fiebres y disentería. Pablo entró a verle, hizo oración, le impuso las manos y le curó. Hechos 28:8


-La curación espiritual a través de este sacramento:


1 Y sucedió a continuación que iba por ciudades y pueblos, proclamando y anunciando la Buena Nueva del Reino de Dios; le acompañaban los Doce,
2 y algunas mujeres que habían sido curadas de espíritus malignos y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios,
3 Juana, mujer de Cusa, un administrador de Herodes, Susana y otras muchas que les servían con sus bienes.
Lucas 8:1-3


1 Y llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, y para curar toda enfermedad y toda dolencia.
2 Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan;
3 Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo y Tadeo;
4 Simón el Cananeo y Judas el Iscariote, el mismo que le entregó.

5 A estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: "No toméis camino de gentiles ni entréis en ciudad de samaritanos;
6 dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
7 Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca.
8 Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis.
Mateo 10:1-8


Es interesante esta cita porque nos enseña como Cristo dice que Dio Poder a los apostoles para curar TODA dolencia y Enfermedad. En Toda también tambien se incluyen las enfermedades espirituales. El último versiculo es muy significativo porque manda a practicarlo, y esto mismo es lo que hoy hace la Iglesia seguir practicando la Unción de los enfermos.

Veamos si efectivamente la Iglesia lo puso en práctica:


16 También acudía la multitud de las ciudades vecinas a Jerusalén trayendo enfermos y atormentados por espíritus inmundos; y todos eran curados. Hechos 5:16


7 pues de muchos posesos salían los espíritus inmundos dando grandes voces, y muchos paralíticos y cojos quedaron curados. Hechos 8:7


3.EN QUE CONSISTE Y COMO SE REALIZA ESTE SACRAMENTO:


3.1.SIGNIFICADO DE ESTE SACRAMENTO:


El sacramento de la Unción es el sacramento de la esperanza teologal, de la esperanza de entrar en la Gloria; de la entrega tranquila del espíritu en los brazos amorosos del Padre-Dios; en los brazos en los que Cristo entregó el suyo desde la Cruz. No de una esperanza que fija su meta en el bien físico de la salud corporal, sino de una esperanza teologal que tiene puesta la vista en la resurrección de ese cuerpo dolorido que ahora está ungido con el óleo, y en su destino final que es la Gloria.


No es un remedio terapéutico de la enfermedad del cuerpo, pero al infundirle fe y esperanza al enfermo, bien puede aliviarle suavizándole la enfermedad, haciéndola mucho más llevadera..., e incluso sanándola, si ello ha de redundar en bien del alma. (Esta doctrina está recogida en el Concilio de Trento, de acuerdo con la Tradición de la Iglesia)


En el sacramento de la Unción de los Enfermos se realizan dos gestos o signos que tienen un profundo sentido: la imposición de manos y la unción con aceite.


El mismo Jesús practicó el gesto de la imposición de manos sobre los enfermos (Mc 6,5; Mt 8,3; Lc 4,40) y lo encargó a sus discípulos (Mc 6,18), que lo practicaron habitualmente (Hch 9, 12.17; 28,8) Es un signo de la bendición que este sacramento confiere.


Respecto a la unción, los seguidores de Jesús, aún cuando estaban con él, ungieron a los enfermos (Mc 6,13) y el mismo Jesús utilizará otros símbolos como la saliva (Mc 7,32-33; 8,23; Jn 9,6) para devolver la salud. Esta unción con aceite simboliza la unción del Espíritu que conforta y auxilia en la enfermedad, identificando al cristiano con Jesucristo resucitado.


El sentido fundamental de este sacramento lo podemos concretar en estas afirmaciones:


  • A través del sacramento de la Unción, la Iglesia se dirige al Señor para pedir la salvación y el alivio de sus miembros enfermos, así como la fortaleza para aquellos que afrontan la debilidad de la vejez.
  • Por la Unción, el enfermo y el anciano se ven fortalecidos en su fe porque se hace patente la relación profunda que su situación guarda con la muerte y resurrección de Jesucristo.
  • Este sacramento perdona los pecados de aquel que lo recibe, haciendo presente la misericordia de Dios
  • La solidaridad y el servicio de la Iglesia para con sus enfermos y ancianos se concentran litúrgicamente en los gestos que se realizan en este sacramento.

Son receptores del sacramento:


  • Los fieles que por enfermedad grave o a causa de su avanzada edad se encuentran en peligro de muerte. El sacramento puede repetirse si el enfermo recupera de nuevo sus fuerzas después de recibir la Unción de los Enfermos o si durante la misma enfermedad se presenta una nueva recaída.
  • Los que vayan a someterse a una intervención quirúrgica como consecuencia de una enfermedad peligrosa.

3.2.-Efectos de este Sacramento


  • Un don particular del Espíritu Santo. La primera gracia es de consuelo, paz y ánimo para vencer las dificultades propias de la enfermedad o la fragilidad de l vejez. Es un don del Espíritu Santo que renueva la confianza y la fe en Dios y fortalece contra las tentaciones del maligno, como el desaliento y la desesperación.
  • El perdón de los pecados. Pues se requiere además el arrepentimiento y confesión de la persona que recibe el sacramento.
  • La unión a la Pasión de Cristo. Se recibe la fuerza y el don para unirse con Cristo en su Pasión y alcanzar los frutos redentores del Salvador.
  • Una gracia eclesial. Los enfermos que reciben este sacramento, uniéndose libremente a la Pasión y Muerte de Jesús, contribuyen al bien del Pueblo de Dios y a su santificación.
  • Una preparación para el paso a la vida eterna. Este sacramento acaba por conformarnos con la muerte y resurrección de Cristo como el bautismo había comenzado a hacerlo. La Unción del Bautismo sella en nosotros la vida nueva, la de la Confirmación nos fortalece para el combate de la vida. Esta última unción, ofrece un escudo para defenderse de los últimos combates y entrar en la Casa del Padre. Se ofrece a los que están próximos a morir, junto con la Eucaristía como un "viático" para el último viaje del hombre.

3.3.-Celebración:

El sacramento como tal, se administra dentro de una celebración litúrgica y solo los sacerdotes obispos y presbíteros, pueden administrarlo. La liturgia sacramental, en su forma renovada, concuerda con lo que dice la Carta de Santiago. Comienza con la imposición de manos del sacerdote en silencio y con una alabanza del aceite consagrado, que en su forma básica se remonta al siglo IV


El signo sacramental quedó fijado en la Constitución apostólica del Pablo VI del modo siguiente: "El sacramento de la Unción de los enfermos se administra a aquellos cuyo estado de salud implica un peligro de muerte, ungiéndoles en la frente y en las manos con aceite de oliva consagrado en la forma reglamentaria... y pronunciando las siguientes palabras: Por esta santa unción y por su bondadosa misericordia, te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo. Amén"


Usualmente, el aceite utilizado en este sacramento ha sido bendecido por el Obispo en la misa crismal del Jueves Santo, en la que se bendicen también los óleos sagrados que a lo largo de todo el año se van a utilizar para el Bautismo, la Confirmación y el Orden Sacramental.

Siempre que sea posible, la unción debe ofrecerse pronto al enfermo y se le debe administrar en una celebración en la que esté presente la comunidad local, por lo menos mediante los familiares, amigos y algunas de las personas que lo asisten.


La celebración litúrgica consta de las siguientes partes:


  • Saludo y preparación
  • Liturgia de la Palabra
  • Liturgia sacramental, que a su vez se compone de: imposición de manos por parte del sacerdote, alabanza del aceite consagrado, signo sacramental por el que se unge la frente y las manos del enfermo al tiempo que se dice " Por esta santa unción y por su bondadosa misericordia te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo. Amén"
    Además, puede participar el enfermo de la comunión del Cuerpo de Cristo que, en peligro de muerte, se llama viático, es decir, alimento para el último viaje.
Conclusión :


Es una pena que por falta de conocimiento tanta gente desaproveche este regalo del Señor. Si usted, querido lector, se encuentra en una situación similar a las antes mencionadas, le recomendamos que acuda con un sacerdote para que lo unja, y mientras usted recibe este sacramento, cierre los ojos y considere que es Cristo mismo quien está a su lado tocando su frente, tocando sus manos, haciéndola sentir amada y acompañada por Él.

No hay que recibir la Unción con mentalidad supersticiosa, como para asegurar el alivio físico de la persona ungida. Recordemos que Dios es infinitamente sabio y bueno, y si permite una enfermedad es porque se obtendrá un gran bien espiritual, aunque en el momento no sepamos apreciarlo. La Unción de Enfermos no es magia ni garantiza la salud física del ungido; lo que sí es seguro es que quien la reciba experimentará esa profunda paz interior que sólo Dios puede dar.


¡Dios les Bendiga!

Elaborado por: Jesus Urones


Oraciones por los Enfermos

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Señor Jesucristo, que para redimir a los hombres y sanar a los enfermos quisiste asumir nuestra condición humana; mira con piedad a N..., que está enfermo y necesita ser curado en el cuerpo y en el espíritu.

Reconfórtalo con tu poder para que levante su ánimo y pueda superar todos sus males; y, ya que has querido asociarlo a tu Pasión redentora, haz que confíe en la eficacia del dolor para la salvación del mundo.

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Tienes problemas?
Acércate a Jesús en oración.
La oración es la llave
que abre las puertas del cielo.
Feliz día.

ADOPCION ESPIRITUAL


TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Recibe por correo esta pagina